Viajes por Latinoamérica

 

Santiago de Cali, Colombia

Esta ciudad de triste fama para quienes, por nuestra condición de extranjeros la hemos mirado sólo a través de de los límites de nuestro pensamiento que configuran la noción de “exótico”, ha sido reivindicada por la nobleza humilde de mi amiga Vanessa Quintero. Joven artista y ya ex estudiante de artes visuales se contactó conmigo en mayo de este año, hasta que finalmente nos encontramos en su ciudad: Cali a la que descubrí tan latinoamericana como cualquier otra. Y llena de arte.
El texto marco para mi acercamiento al arte de esta ciudad: ¿Es esto arte? Proyectos enmarcados entre arte y comunidad de María Teresa Holguín me fue facilitado por Vanessa y pertenece al simposio Pensar a Cali, que la Facultad de Bellas Artes organizara en octubre de 2003.
Visité el taller del artista José Horacio Martínez, en el cual se reunieron muchos jóvenes para escuchar mi exposición sobre las ideas que manejamos en TRAMA. Sonia Vargas, Guillermo Marín, Alex Rodriguez son algunos de los que tuvieron la amabilidad de mostrarme su obra y de escuchar mis letanías y mis lugares comunes, a los que sólo refrescaba mi condición de “extraña pasajera”. En esas charlas pude constatar la variedad de propuestas académicas privadas que para las artes visuales existen en Colombia. Una de esas es la de Popayán, conducida por un staff de profesores muy jóvenes y anhelantes de aires nuevos.

Fachada de la sede de LUGAR A DUDAS. Santiago de cali. Colombia. Futura sede de ESPACIOS TEMPORALES. Santiago de Cali. Colombia.


Vanessa me contactó asimismo con el colectivo Espacio temporal del que ya tenía noticias merced a una de sus integrantes, la artista Fernanda Mejía, actualmente radicada en México. “Espacios temporales” se encuentra integrado por los artistas Paula Cowan, Luis Ricaurte, Fernanda Mejía, Beautriz Grau, Carlos Quintero, Bernardo Ortíz, Juan Melo, Ellen Martan y el ya mencionado José Horacio Martínez.
Esta iniciativa se autodefine como un espacio de recepción de prácticas artísticas caracterizadas por la movilidad en el tiempo y en el espacio, ya que éstas pueden darse en “cualquier día, cualquier hora, en cualquier lugar”. “Espacios temporales” nació como exhibiciones que se sólo abrían cinco días al mes. Posteriormente devino nómade adaptándose a cualquier lugar y momento, y pudiendo asimismo funcionar como anfitrión de otra emprendimiento artístico, en cualquier otra parte del planeta. Comida Caliente es una obra de Espacios Temporales con la que es posible explicar más claramente estas características y en la que la comida es elegida como “soporte” debido a su capacidad de resistencia a los elementos de la globalización. “Comida caliente” se “mete” en alguna ciudad, en donde se hace una invitación masiva a compartir un plato especialmente elegido para la ocasión documentándose el encuentro. Posteriormente se suben las imágenes al sitio de “Comida Caliente” incorporando el ruido, la fugacidad y el azar (elementos intrínsecos del medio web) al circuito de la obra, y contribuyendo a difuminar aún más la relación autor-lector, ya desdibujada en toda la experiencia colectiva.

 

Lugar a Dudas es una iniciativa distinta que busca por el contrario, recomponer la relación autor-lector. Su antecedente es Ciudad Solar, un colectivo que durante los años ’70 agrupara a artistas señeros como Luís Ospina (cineasta), M. González (crítico), A.Cansedo (escritor), Fernel Franco (artista plástico) y Ooscar Munõz, también artista plástico y hoy director de aquél emprendimiento. Sin embargo, en años posteriores, la influencia del narcotráfico en Colombia ocasionó la desconfianza entre los ciudadanos, la desconexión entre las diferentes prácticas artísticas y una consecuente ruptura del vínculo entre los artistas y el público espectador, que “Lugar a dudas” hoy intenta restablecer, desde un lugar que define “de experimentación y para poder cometer errores”.
La bella casona en la que funcionará, busca dar respuesta a este problema constituyéndose no sólo en un espacio de visibilidad para artistas emergentes, sino en una alternativa de formación para todos aquellos que no puedan salir del país o de la propia Cali, en donde no hay postgrados ni circuitos de “talleres-clínicas”. Por otra parte, como el sistema institucional oficial distribuidor de cultura prioriza el producto terminado, “Lugar a dudas” quiere constituirse en un espacio en el que el énfasis sea dado por el proceso pudiendo consecuentemente crear nuevas maneras de comunicación con el espectador. La casa de “Lugar a dudas” contará con una sala de exposiciones, un centro de documentación, talleres y un departamento con todas las comodidades para alojar a artistas y críticos de arte nacionales e internacionales que visiten Cali. La idea global es generar alrededor de las actividades los anhelados encuentros de análisis y producción de obra, la investigación, la exhibición y las residencias de artistas.

Artistas creadores de LA CUADRA (de ciudad de Pereira) durante su encuentro con TRAMA. Santiago de cali. Colombia. José Horacio Martínez (de azul) y artistas de Cali y Popayán durante un encuentro con TRAMA, en su estudio de Santiago de Cali. Colombia

 

Helena Producciones es otro emprendimiento caleño que está integrado por lo jóvenes artistas Wilson Díaz, Ana María Milan, Andrés Sandoval, Juan David Medina, Marcela Gomez, Claudia Patricia Sarria y Leonardo Herrera Surge en 1997, y aunque trabaja como un colectivo de artistas, está constituida legalmente como una O.N.G. (organización no gubernamental). Interesados en investigar y dar a conocer el lenguaje de la performance. “Helena producciones” organiza el conocido Festival de Performances de Cali que ya cuenta con cinco versiones. Aunque por razones de financiamiento, el festival no puede editarse consecutivamente cada año, puede sin duda decirse que ha crecido, involucrando un mayor número de espacios, y más actividades entre las que se cuentan la exhibición de videos y charlas sobre este arte híbrido a cargo de investigadores, críticos de arte y los propios artistas. Participaron como expositores, performers de la talla de Santiago Sierra, Antonio Caro, José Alejandro Restrepo y otros.
“Helena producciones” incluye asimismo actividades anexas como el ciclo de cine de obras de Jairo pinilla telles y la producción de un cortometraje(1) dirigido por este director, con la total asistencia de artistas de “Helena producciones”.
Además de organizar este festival y producir su propia obra, este colectivo hace trabajos de curadurías, involucrando a artistas emergentes y se ocupa de la edición de cuadernillos sobre toda la actividad realizada. Ejemplos de su trabajo como curadores son las muestras “Terror y escape” en el Museo de La Tertulia de Cali o “Way Out”(2), en las vidrieras de del segundo piso de Elephant & Castle Shopping Centre de Londres.
Desde la ciudad de Pereira, a unos 120 km de Cali, vinieron los integrantes de La Cuadra para encontrarse conmigo y honrarme con la presentación de sus ideas y su trabajo de clara proyección comunitaria. Los artistas Jesús Calle, Carlos Enrique Hoyos, Javier García, Viviana Angel unidos al Centro Colombo Americano orientado por la gestora cultural Lucía Molina de Botero , quienes tenían en la misma cuadra sus talleres y su sede, decidieron “tomarla” una vez al mes con el fin de convocar a la comunidad alrededor del arte. La iniciativa fue creciendo y hoy cuenta con la colaboración de Alfonso Silva (artista) o Martín Ibañez (artesano y tecnólogo en recursos) y los aportes financieros de fundaciones como E.P.M Telefónica, “Raíces” (orientada a la ecología) y “Germinando” (de proyección social).
Cada mes, “La cuadra” edita una postal que difunde la obra de un artista contemporáneo colombiano, ya profesional, ya aficionado y cada primer jueves, desde el año 2000 y a partir de las 7.00 pm, la cuadra de Carreras 12 Bis con calle 12 de la ciudad de Pereira se abre a los paseantes. Éstos pueden visitar exposiciones plásticas en los talleres y las casas, comprar artesanías, asistir a representaciones teatrales, conciertos y visionados de video-arte o disfrutar y compartir algún “saber” popular, los cuales responden siempre a los criterios curatoriales de su directorio, que se modifican en cada presentación.
“La cuadra” comparte con otras iniciativas del mundo gran parte de sus objetivos, pero la distingue de las demás el hecho de que al erigirse en un contexto socio-político altamente convulsionado, su deseo de generar paz y recuperar la convivencia ciudadana es la viva interpretación de una necesidad comunitaria que apoya sus emprendimientos desde todos los flancos posibles. “La cuadra” busca propiciar la unión de artistas plásticos, músicos, teatreros, escritores y artesanos, con el fin de resignificar la ciudad (perdida).

 

 

 

(1) Un libro de ultratumba de Jairo Pinilla tellez. Producción Ana María Millán y Andres Sandoval. Producción ejecutiva: Helena Producciones. Con:Ana María Millán– Mónica Andrade– Ernesto Ordoñez– Lina Rodríguez– María Cecilia Sanchez– Andrea Velazco– Lizha Montana– Julio Materón– Paola González. Cámaras: Leonardo Villegas y Norma Suescun. Edición y efectos: Andrés Sandoval y Ana María Millán. Santiago de Cali (Colombia). Mayo de 2001

(2)- Proyecto de curaduría con artistas colombianos en el marco de Locombia, concebido y organizado por Fernando Arias conjuntamente con Ana María Millán, Wilson Díaz y Carolina Caicedo. Colaboración de Gaswoks y Space Studios y el auspicio de Arts Council England and Visiting Arts.